Predicciones de Interoute para 2018

La incertidumbre política y los cambios regulatorios pueden hacer de 2018 un año impredecible para las empresas. Encontrar la combinación adecuada de creatividad pragmática e iniciativa será clave, ya que las organizaciones buscan desarrollar capacidades más flexibles, ágiles y compatibles.

Mark Lewis, Vicepresidente Ejecutivo de Producto y Desarrollo de Interoute, nos explica 5 predicciones para 2018:

 

1. La red y la nube se besarán y se integrarán…

La tecnología cloud tiene ya más de diez años, y, aunque se preveía un gran crecimiento asociado a la sustitución de sistemas heredados obsoletos, lo cierto es que muchos de esos sistemas heredados continúan funcionando bien y de manera rentable, así que los rumores sobre su inminente desaparición han resultado más bien exagerados. 2018 podría ser el año en que esa infraestructura heredada comience a encontrar su lugar en el mundo, a medida que se den nuevos pasos para su integración con la infraestructura digital actual, acelerando así la creación de plataformas híbridas.

El estudio de Interoute de 2017 sobre transformación digital puso de manifiesto que la integración de entornos heredados con aplicaciones basadas en la nube digital es la principal dificultad que perciben las empresas de toda Europa a la hora de alcanzar sus objetivos de transformación digital. El papel de los proveedores capaces de usar la red para hacer posible este objetivo será cada vez más importante a medida que las empresas se planteen combinar y unificar todos sus activos TIC.

En paralelo, en 2018 va a surgir una red de optimización de la nube flexible y sensible a las aplicaciones que puede estar presente en oficinas, centros de datos, de fabricación y de operaciones, y que, sobre todo, va a acercar todas las plataformas IaaS, PaaS y SaaS que actualmente se encuentran más allá del perímetro de competencia del departamento informático.

2. La red ayuda a ampliar el perímetro y la escala de la infraestructura TIC

En 2018 llegará una segunda ola de integración de la infraestructura de TI. La computación perimetral, o "Edge Computing", se convertirá en realidad gracias a una red mejorada de aplicaciones definidas por software. La misma infraestructura que conecta el extremo local con el núcleo central del mundo de la nube se empleará también para integrar y consolidar a nivel local las funciones de TI y de red, asumiendo una gran cantidad de cargas de trabajo locales y convirtiendo en redundante en gran medida cualquier otra infraestructura de TI local.

Fundamentalmente, esto aportará a los Directores de TI y CIOs la libertad de ejecutar cargas de trabajo en el lugar que resulte más adecuado para conseguir el mejor rendimiento posible para los usuarios de las aplicaciones. Es una nueva forma de aprovechar una capacidad existente. Al fin y al cabo, la creación de redes siempre ha estado vinculada a la provisión de infraestructuras locales a gran escala.

3. ¿Alguien dijo Tier 3?

Si de todo esto parece desprenderse que las arquitecturas Tier 3 van a reemplazar a las computadoras centrales monolíticas (“Cloud”) y a las arquitecturas cliente-servidor mal integradas, la verdad de es que sí, ¡y por las mismas razones que antes! En palabras del inimitable Oscar Wilde, la imitación es la forma más sincera de adulación.

Ya no estamos hablando de las cargas de trabajo triviales y genéricas que recaen en el ámbito tradicional de competencias de un departamento informático, sino de casos más especializados. Para aprovechar mejor esta capacidad, los clientes necesitarán poder acceder programáticamente a toda esta infraestructura informática. En 2018, lo que hay que buscar son propuestas que ofrezcan Infraestructura controlable programáticamente ("Infrastructure as code"), y sistemas de computación perimetral ("Edge Computing") integrados con la nube.

Los desarrolladores de software más experimentados pueden recordar cómo DCOM hizo que COM resultase útil, y cómo Corba pasó a ser… bueno, no se sabe muy bien qué. Puede que esa sea la diferencia entre plantear la infraestructura informática como un trabajo artesanal y encontrar el socio más adecuado para su negocio.

4. Su grado de iniciativa será su mejor defensa ante el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR)

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) finalmente entrará en vigor en mayo de 2018. Se ha hablado mucho de las posibles multas por incumplir el GDPR, pero para determinar la cifra exacta, el GDPR requiere que la autoridad supervisora tenga en cuenta diversos factores, como, por ejemplo, la naturaleza de los datos en cuestión, las medidas de mitigación adoptadas por la organización y las infracciones previas. Esto significa que las empresas que hayan tomado medidas responsables para cumplir los requisitos del GDPR deberían ver reflejado favorablemente ese esfuerzo en cualquier posible caso de incumplimiento.

5. La escasez de especialistas en tecnología obligará a las empresas a globalizar el empleo

Pese a la permanente escasez de especialistas en tecnología, no hay suficientes graduados CTIM (licenciados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) que se planteen hacer carrera en el campo de la tecnología y la ciencia. Los criterios de contratación deberán ser extremadamente precisos, para garantizar la obtención de perfiles óptimos que aporten un valor diferencial a su empresa. Pero, además, el talento que se consiga contratar no podrá limitarse a un solo lugar, ya que las habilidades demandadas deberán compartirse con toda la empresa.

Las plataformas inteligentes de colaboración y comunicación serán fundamentales para que los especialistas que consiga contratar puedan desempeñar su trabajo a una escala global. El estudio que hemos realizado en 2017 puso de manifiesto que el 39% de las personas con capacidad de decisión en el campo de las tecnologías de la información se están planteando también, dentro de sus planes de transformación digital, globalizar su infraestructura para que la empresa pueda recurrir a especialistas situados más allá de su ubicación geográfica.

Dado que esa carencia de especialistas afecta también a sus proveedores, las soluciones concebidas con una filosofía de automatización y preintegración podrían ser la elección ideal de cara a 2018.

 

Acerca de Interoute 

Interoute es el operador propietario de la red más extensa de Europa y de una plataforma global de servicios cloud con 15 centros de datos integrados en su infraestructura, 17 centros de datos virtuales (VDC), y 33 centros de co-location, con conexiones a 195 centros de datos gestionados por terceros en toda Europa. Su plataforma completa de servicios Unified ICT da soporte a empresas internacionales, así como a los principales operadores del mundo, gobiernos y universidades. La estrategia Unified ICT de Interoute ha demostrado ser muy atractiva para organizaciones que buscan una plataforma escalable, con conectividad segura y sin restricciones para alojar sus servicios de voz, vídeo, informática y datos, y también para los proveedores de servicios que necesitan alta capacidad internacional para tránsito de datos e infraestructura. Con operaciones por toda Europa y Estados Unidos, Interoute también es propietario y opera 24 redes metropolitanas en los principales centros de negocios de Europa. Más información en http://www.interoute.es.