¿Machismo en la inteligencia artificial? Para evitarlo, se necesita ética

Publicado agosto 27, 2018 Actualidad del Sector TIC Futuro en la red Últimas noticias Varios

El comportamiento de los dispositivos de inteligencia artificial depende de los datos ingresados ​​por el ser humano. Y en la IA, las figuras masculinas son la mayoría.

¿Qué pasa si la inteligencia artificial y sus algoritmos se vuelven dominados por los hombres? En un momento, en que el mundo occidental se está embarcando en una seria reflexión sobre los mecanismos que determinan el progreso de su sociedad y sobre la relación entre mujeres y hombres, el tema también está emergiendo en el universo de la innovación.

El riesgo de que las nuevas tecnologías puedan ser una oportunidad para construir una nueva era de machismo, existe. ¡Y cómo! Por una razón en particular: es un hecho que las figuras femeninas involucradas en las áreas de programación informática todavía son muy pocas y claramente minoritarias en comparación con los hombres. La tecnología, como sabemos, es una expresión directa del ser humano, y en este contexto, las figuras masculinas, al ser mayoría, podrían influir en las operaciones sobre los algoritmos de inteligencia artificial, a su vez influenciados por su sistema de valores.

El tema, que a primera vista podría parecer exagerado o superficial, es en cambio muy serio. Los números no son neutrales, sino instrumentos en manos de individuos y la visión de los algoritmos podría ser parcial desde el comienzo de los procesos de IA. En este contexto, el Reino Unido ya está tomando medidas mediante la implementación del llamado Centro de Ética e Innovación de Datos. Esta es una organización encargada de monitorear el uso correcto de las nuevas arquitecturas de inteligencia artificial, lo que nos permitirá establecer pautas en las que todos los empleados de TI deben contar. Y el Reino Unido no está solo, de hecho, Google ya lo está teniendo en cuenta.

La compañía californiana ha publicado recientemente en su blog, los principios para el uso de la inteligencia artificial. Una guía útil para comprender cuáles son las intenciones de la empresa en relación con la inteligencia artificial y cuáles son las piedras angulares que impulsan a los empleados a actuar a diario. Los principios cubren varios temas. Prestan especial atención a la discriminación de género, al peligro del sexismo y a la discriminación de raza, etnia, nacionalidad, ingresos y orientación sexual. Y piden a los expertos en datos que sean “responsables ante las personas”, que diseñen “sistemas que brinden oportunidades de retroalimentación apropiadas” y prueben “tecnologías de inteligencia artificial en entornos con limitaciones”, para poder supervisar “la operación después de distribución”.

Intervenir inmediatamente sobre los parámetros éticos dentro de los cuales, los seres humanos deben actuar en el desarrollo de la inteligencia artificial, es fundamental. También porque la innovación está dando grandes pasos, día tras día. Según una prueba realizada por el Media Lab del MIT en Boston, existe una inteligencia artificial capaz de demostrar la dinámica de la psicopatía. Una prueba que destacó cómo, los datos utilizados para entrenar la inteligencia artificial se reflejan directamente en la forma en que los sistemas tecnológicos perciben el mundo. ¿Y de dónde provienen esos datos? Del propio ser humano, y en su mayoría, de figuras masculinas, cosa que podría marcar el destino de la IA si no se realiza el proceso adecuadamente.


Comentarios para ¿Machismo en la inteligencia artificial? Para evitarlo, se necesita ética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *