La educación digital, factor clave para garantizar la rentabilidad de las inversiones en la Internet de las Cosas

Publicado septiembre 27, 2017 Varios

iot

El White Paper “IoT 2020: Una plataforma inteligente y segura para la internet de las cosas”, redactado por la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) lo deja bien claro: para mantener la calidad del ecosistema tecnológico, es necesaria una mayor educación digital.

Para garantizar la seguridad del ecosistema tecnológico de la Internet de las Cosas (IoT), es necesario fortalecer la educación tecnológica de base, como indica el White Paper de la IEC titulado “IoT 2020: Smart and secure IoT platform” (IoT 2000: una plataforma inteligente y segura para la Internet de las cosas), en el cual se lanza la voz de alarma: si no logramos mejorar el grado de conocimiento actual de los clientes y usuarios acerca de la tecnología, los proyectos de digitalización podrían fracasar.

El documento del IEC llega en un momento clave en el que el mercado de la Internet de las Cosas está experimentando un crecimiento sin precedentes, después de haber alcanzado en 2016 la cifra récord de 2.800 millones de Euros, un 40% más que el año anterior. Tendencia de crecimiento que no tiene visos de aminorar, especialmente en áreas como los contadores electrónicos y la gestión inteligente de las redes de suministro de gas, luz y agua. De aquí a finales de 2018, las empresas responsables de los servicios de calefacción doméstica están obligadas a poner en servicio más de 11 millones de contadores conectados a la red, lo cual va a suponer un extraordinario impulso a las inversiones en el campo de la Internet de las Cosas.

Un mercado que crece a tal velocidad debe ir acompañado de una actualización constante de los sistemas de seguridad. El White Paper de la IEC recuerda que las medidas de seguridad contempladas actualmente dentro de cada componente individual no siempre tienen en cuenta la conectividad del sistema. Ante esta situación, un hacker que quisiera atacar un sistema podría acceder simplemente a la plataforma de la empresa, o aprovechar vulnerabilidades de los navegadores. Y a ello se añade una segunda complicación, los datos, porque actualmente no siempre es fácil determinar a quién pertenece la información que generan los sistemas IoT.

No obstante, es posible dar respuesta a esta problemática incidiendo en seis áreas concretas que, según la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), van a determinar el futuro de los proyectos de la Internet de las Cosas: conectividad de los dispositivos, procesamiento de datos en los sistemas, memorización de datos, evolución de los sensores, actualización de las plataformas de control, y fortalecimiento de la seguridad. Y también fomentando la educación digital dentro de las empresas mediante un adecuado asesoramiento que les permita proteger las inversiones realizadas y probar sus propios sistemas tecnológicos para prevenir vulneraciones de seguridad antes de que lleguen a producirse. Las empresas deben también evaluar su propio estado de preparación en el ámbito digital, analizando todos los eslabones de su cadena de suministro, desde el diseño a la producción, y desde el control de calidad hasta la logística.

Email this to someoneShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Comentarios para La educación digital, factor clave para garantizar la rentabilidad de las inversiones en la Internet de las Cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *