Cómo ha evolucionado el significado de transformación digital

Publicado junio 27, 2017 Varios

Si miramos hacia 2007, nos acordaremos, por ejemplo, que fue cuando comenzó a estallar la burbuja inmobiliaria, o cuando Apple lanzó el primer iPhone.

No fue hace mucho tiempo y, sin embargo, en términos de tecnología, es casi una eternidad. Las empresas para compartir transporte o alquiler de habitaciones no existían todavía, y la primera generación de plataformas de medios sociales estaba ya entrando por la puerta. Mucho ha cambiado desde entonces. Durante la década pasada, PwC ha examinado anualmente a los líderes de las compañías más grandes del mundo a través de su Encuesta Global IQ Digital, siguiendo la evolución de sus sentimientos, prioridades y desafíos sobre el uso de la tecnología para transformar sus propios negocios.15-04-07 La transformación digital, un reto

Entonces, ¿qué ha cambiado exactamente cuando se trata del mundo digital? Mucho.

Hace una década, por ejemplo, las empresas se concentraban principalmente en el data mining, la tecnología de búsqueda y la colaboración virtual. Hoy en día, los ejecutivos están dirigiendo su energía hacia la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el Internet de las Cosas.

En 2007, las empresas carecían de una estrategia móvil, y mucho menos de una presencia móvil para comprometerse con sus clientes o para ayudar a los empleados a colaborar. Las empresas aún no habían empezado a aprovechar las plataformas sociales como Facebook, Twitter o LinkedIN para dar impulso a sus objetivos de negocio. La tecnología del consumidor y su potencial fueron ignorados en gran parte en la empresa.

Incluso la palabra “digital” ahora significa algo diferente. Hoy en día, la estrategia digital de una empresa impulsa prácticamente la hoja de ruta y los objetivos de muchos departamentos, desde marketing hasta ventas. Así que uno esperaría que las empresas de hoy tuvieran un IQ digital mucho mejor que en 2007. Pero la realidad, sorprendentemente, es que no.

La última encuesta de PwC, que encuestó a 2.216 ejecutivos de empresas con ingresos anuales de más de 500 millones de dólares, encontró que la confianza de los ejecutivos en las capacidades digitales de su organización es, en realidad, la más baja desde que se inició el seguimiento. Sólo el 52% de los ejecutivos calificó su IQ Digital como fuerte, un 15% menos que el año anterior.

Dicho esto, las empresas y los ejecutivos han mejorado al adoptar la transformación digital. Los CEOs reconocen que su estrategia digital influye mucho en los objetivos de negocio. En 2007, sólo el 40% de los CIO estaban involucrados en la planificación estratégica. Ahora son considerados como algunos de los miembros más integrales.

Pero las acciones hablan más que las palabras y, a pesar de este cambio en el reconocimiento de la importancia de la tecnología digital, la inversión media en tecnologías emergentes (como porcentaje del gasto total en tecnología) creció sólo un 1% durante el período de 10 años. En la encuesta más reciente, los ejecutivos dicen que buscan iniciativas digitales principalmente para aumentar los ingresos y reducir los costes. Estos son objetivos dignos, por supuesto, pero también significa que hay menos prioridad en innovar e implementar las últimas tecnologías en sus productos.

Así, mientras que la gestión reconoce la importancia de la transformación digital, la tecnología también se ha acelerado a una velocidad vertiginosa, lo que hace más difícil para las empresas a mantenerse al día con la curva, y mucho menos permanecer por delante. Pero lo están intentando. Los líderes se dan cuenta de cuáles son las apuestas. Los directores ejecutivos que no están priorizando la tecnología digital están cambiando de tono, o están siendo eliminados: sólo el 33% de los ejecutivos de la encuesta de 2007 dijo que su CEO era fuerte en tecnología digital. Ese número se ha duplicado a más del 68% en la actualidad.

Los CIOs, además, han conseguido un lugar principal. En 2007, sólo el 40% de los ejecutivos dijeron que el CIO estuvo involucrado en la planificación estratégica en 2007, mientras que hoy son propietarios de algunas de las iniciativas estratégicas más importantes para las organizaciones de todas las industrias.

Entonces, ¿cómo pueden las empresas convertir estos esfuerzos en resultados en el futuro? La respuesta que encontramos es simple, aunque un tanto irónica: centrarse en la experiencia humana.

Lo que PwC ha aprendido, tanto a través de sus encuestas como en su propia experiencia con los clientes, es que la experiencia humana es vital para elevar el IQ Digital de una organización. Las empresas deben pensar críticamente acerca de cómo sus iniciativas digitales afectarán la experiencia de los clientes y empleados, ya que incluso las iniciativas bien intencionadas pueden tener impactos imprevistos en las personas.

Los mejores resultados de su encuesta, aquellos que reportan crecimiento de ingresos y margen de ganancia por encima del 5% en los últimos tres años y crecimiento esperado de ingresos de al menos 5% en los próximos tres años, comprenden mejor la experiencia humana que rodea a la tecnología digital. Estas empresas priorizan a los especialistas en experiencia de los usuarios y crean una mejor experiencia de los clientes a través de sus iniciativas digitales.

En general, las empresas que dan a los CIOs un puesto en la mesa de reunión haciendo de las TI una parte de su estrategia y se dan cuenta de que el destino de sus inversiones en TI y sus objetivos de negocio están unidos, estarán más dispuestas a afrontar los retos de mañana, y la futura década.

Email this to someoneShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook

Comentarios para Cómo ha evolucionado el significado de transformación digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *